sábado, 19 de septiembre de 2015

Tres derrotas consecutivas

Foto: Ezequiel Juárez

Independiente Rivadavia se medía frente a Instituto de Córdoba por el marco de la fecha N° 34, con un claro objetivo, volver a triunfar ante su gente y acortar la distancia para llegar al reducido.


La Lepra no gana en su cancha desde que venció a Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Ya son tres las derrotas consecutivas: vs Ferro, Atl. Tucumán e Instituto.

El Azul comenzaba el encuentro con una jugada comandada por Gautier, que corría frente al arco y ejecutaba un gran pase a su compañero José Méndez, que no pudo contactar la pelota para rematar al arco.

De a poco la Gloria se adueñaba del mediocampo y así de la pelota. El encuentro era muy trabado, la Lepra intentaba aprovechar a Gautier y a Méndez mientras que Instituto buscaba por las espaldas de Podestá.

Culminaba la primera mitad cuando a los 43' García elaboró una gran jugada, que terminó con un zurdazo que hizo temblar el palo derecho de Maximiliano Scapparoni. De esta manera se cerraba el primer acto.

Comenzaba el segundo tiempo, cuando a los 3' minutos Sanfilippo desbordó por el lado izquierdo, remató al arco y Hoyos tapó el remate dejando el rebote a José Méndez, que de manera increíble no pudo empujar la pelota para que estallara el grito de gol en el Gargantini.

Las infaltables jugadas polémicas de un partido llegaron al minuto 9', cuando Mauro Giannini pitó falta al borde el área, a favor de la Gloria, que desde las tribunas pareció penal, y a los 13' cuando Imperiale fue derribado dentro del área de un patadón que le quitó un botín. No bastó esta acción sumada a un agarrón para que el árbitro sancionara tiro libre penal.

A los 20' del segundo tiempo Coronel logró sacar un gran remate que hizo lucir a Lucas Hoyos, que de a poco se convertía en figura.

El técnico leproso buscaba variantes desde el banco para hacer diferencia pero no pudo, incluso sus tres modificaciones fueron muy criticadas.

El tiempo corría y parecía que los dos equipos firmaban el empate, pero casi llegando a los 40' minutos, en un mal saque lateral de Lucas Parisi, Magnín logró hacerse con la pelota, así corriendo por la banda derecha; al llegar al final de la cancha, enganchó hacia adentro y dejó en el suelo al lateral, que volvía tras el error, para rematar de zurda hacía el palo derecho de Scapparoni y marcar un verdadero golazo.

La Lepra no generaba chances netas de gol y se quedó con las manos vacías una vez más. Nunca supo conectar el mediocampo con la delantera. La falta de un 9 de área lo condicionó demasiado, ya que al no generar juego, recurría al pelotazo. El hincha leproso se retiraba desilusionado por tercera vez consecutiva. El DT deberá plantear y trabajar esta situación para acabar con esta mala racha.

 Independiente visitará Tandil para enfrentar a Santamarina este miércoles por la fecha 35.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario