domingo, 14 de febrero de 2016

Fin de una etapa

Fotos: Maximiliano Ríos/UNO
Foto: Maximiliano Ríos Diario UNO

Independiente tenía la chance de conseguir su primera victoria en el torneo ante Central Córdoba, que llegaba en el último puesto de la tabla al partido de esta tarde, pero el azul volvió a jugar mal y Pablo Quinteros presentó su renuncia ante la dirigencia.


En el primer tiempo, Independiente buscaba atacar con el planteo "ofensivo" de Quinteros, cosa que no pudo hacer debido a: 3 delanteros que nunca generaron peligro, un Hernan Gautier muy individualista, Emanuel Reinoso nunca encontró la pelota y  un Rodrigo Bruera intrascendente, en el mediocampo Leandro Aguirre estaba impreciso, Emanuel Centurión quería pero no podía por su pésimo estado físico y Emanuel Díaz le regalaba la pelota al rival cada vez que daba un pase, en cuanto a la última línea, con 3 defensores y un lateral derecho improvisado, el azul la pasaba mal cada vez que el ferroviario atacaba pese sus falencias ofensivas, Maximiliano Scapparoni fue el único que tuvo una actuación correcta.
La más clara del PT fue para los dirigidos por Medero, a los 30" con un cabezazo de Miranda que se fue cerca del palo izquierdo del arco azul.

En el segundo intento, Quinteros hizo algo a lo que ya estamos acostumbrados, metió dos delanteros, Juan Pablo Pereyra y Jerónimo Morales Neuman, pero no se preocupó por hacerles llegar la pelota, ya que no había volantes creativos en cancha, por lo que el ataque de la lepra se basó en un recurso repetitivo y conocido por los simpatizantes azules, el pelotazo, esperando que por alguna  de esas, le cayera a uno de los delanteros y éste facturara, pero eso no ocurrió.

A los 29" tras un saque de esquina, Díaz se atropelló con el balón y este ultimo terminó dentro su propio arco, Scapparoni  no pudo reaccionar a tiempo, a los 75" minutos , Independiente estaba perdiendo con el equipo que en lo que iba de torneo, había marcado tan solo un gol y  recibido cinco.

Reinoso tuvo la chance del empate a los 85" cuando remató al arco y por primera vez Calviño intervenía en el partido , ya que previamente el azul no había disparado en dirección a la valla defendida por los Santiagueños.

Resumiendo, el partido fue más de lo mismo, la lepra jugó mal, estuvo desordenado en el medio, poco creativo e impreciso en ataque, pero esta vez Scapparoni no pudo salvar el punto como lo hizo ante Villa Dálmine.

Una vez finalizada la contienda, Pablo Quinteros le comunicó a la dirigencia que dará un paso al costado en la dirección técnica de Independiente Rivadavia, el ciclo Quinteros dejó un saldo de 7 partidos ganados, 12 empatados y 15 perdidos, obteniendo 33 puntos sobre 102 posibles,  un 32,35% de efectividad.

El primer apuntado para suceder la dirección técnica del equipo es Ariel Agüero, quien debiera colgar los botines para comenzar a dirigir, pero al parecer la intención del Oso es seguir jugando al fútbol por un tiempo más, por ahora a esperar....







No hay comentarios. :

Publicar un comentario